Libertad, dpto. de San José, Uruguay

Última actualización: hace 14 horas


29.09.2010 | Sociedad | 586 lecturas




Los cascos y sus características

Los cascos y sus características
Los cascos deben tener este logo para estar habilitados.

La Unidad Departamental de Seguridad Vial (UDESEV), difundió un instructivo con las especificaciones sobre las características y los requisitos que debe cumplir un casco protector a la luz del anuncio de la Intendencia de comenzar a fiscalizar su uso en las ciudades y calles del departamento, un mes antes de lo previsto en principio.

El material difundido está basado en el texto “Casco: protector de vida”, del ingeniero industrial Blas Melissari Costa, que comienza especificando las características de un casco certificado, al que se lo define como seguro ya que fue “sometido a pruebas y ensayos para probar su resistencia, dando garantías de que en caso de un golpe absorberá la energía y reducirá la gravedad de una probable lesión que pueda originarse”.

Un casco certificado se lo identifica exigiendo y comprobando que el casco que uno vaya a comprar “posea un sello (sticker), triangular en la parte posterior, de color anaranjado, el que debe poseer a su vez dentro, un ribete negro y el sello y la inscripción de la Facultad de Ingeniería o del LATU y además un número o fecha troquelada”. También debe verificarse que el triángulo sea reflectivo. “Esto se logra iluminándolo de cerca con una luz directa y este debe reflejar -dar- un brillo luminoso. Si esto no sucede podrá tener el triángulo pero probablemente sea falso”.

Que le quieran vender un casco a buen precio, no es garantía de seguridad ni de cumplimiento de las normas. Aun así debe exigir el sello de certificación que es la única garantía. Los cascos de color claro, con elementos reflectivos o fluorescentes proporcionan mayor visibilidad.

“Para obtener el casco de tamaño adecuado a la cabeza de cada uno, se debe medir el cráneo en la circunferencia más grande del mismo. Esto se logra ubicando la cinta de medir alrededor de la cabeza, haciéndola pasar por encima de las orejas. El valor que nos dé será el tamaño o número que corresponde de casco”. Por esto, dice el informe la mejor forma de comprobar que es el casco adecuado, es probárselo antes de comprarlo y en la prueba se debe observar que el casco quede ajustado a la cabeza y así oprima ligeramente los pómulos de manera que quede firme pero sin molestar. Un casco holgado puede originar que la cabeza se golpee contra su interior con los movimientos o golpes y además es una forma de que pueda saltarse (salirse) con mayor facilidad.

EFICIENCIA | Respecto a la sujeción del casco, en el documento entregado a los medios se informa que “hay que comprobar las correas de sujeción y que éstas tengan buen enganche, que cierren bien, de manera que al hacerle buena presión (tirando), no se suelte. La hebilla debe ser de fácil liberación, al presionar el botón u otro dispositivo según el modelo, debe poder desengancharse sin problemas, en tanto que “la correa debe quedar sujeta de manera que no quede muy holgada para evitar que el casco se mueva de su posición y presione la garganta”.

Se aclara además que al principio y para quien nunca ha usado cascos, su uso puede causar una pequeña presión en la cabeza y pómulos, que pasa con el uso y el tiempo. También se recomienda no colocar un casco de adulto a un niño, ni aún por un momento y usar siempre el mismo casco protector cuando conduzca o sea acompañante en un ciclomotor o moto.

Está demostrado que el uso del casco es la acción más eficiente para reducir la gravedad de las lesiones en los que circulan en birrodados y sufren siniestros.








Periódico La Semana - ® 2001-2014 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy