Libertad, dpto. de San José, Uruguay

Última actualización: hace 22 horas


28.11.2012 | Sociedad | 699 lecturas




Departamental de Salud presentó nuevas normas para hogares de ancianos

Departamental de Salud presentó nuevas normas para hogares de ancianos
Ancianos y enfermos psiquiátricos no podrán vivir en los mismos hogares (foto web).

La Dirección Departamental de Salud, informó a los propietarios, encargados y/o directivos de hogares de ancianos o residencias de adultos mayores, que desde ahora no podrán vivir en esos centros residenciales pacientes con patologías psiquiátricas, que deberán pasar a vivir en residenciales que atiendan esas patologías. El adjunto a la Dirección Javier Bentancur dijo que algunas residencias deberán cerrarse y otras reconvertirse, pero que en los casos en que deba producirse un cierre, será con el seguimiento de la repartición que él integra.

Las nuevas disposiciones, que Javier Bentancur aclaró que ya existían pero que no estaban siendo exigidas, ya fueron comunicadas en reuniones que se mantuvieron en la ciudad de San José  y en el Hogar de Ancianos de Libertad el pasado martes 20, encuentro en el cual participaron todos los hogares libertenses y de Ciudad del Plata.

Bentancur explicó a La Semana que funcionarios del Ministerio de Salud Pública (MSP), mantuvieron “una reunión con la Dirección Departamental de Salud para repasar procesos que hacen a la habilitación de hogares de adultos mayores y/o residencias de adultos mayores. En base a la ley de hogares de ancianos, en la que está estipulado todo el reglamento de funcionamiento de estos establecimientos, se hizo una puesta al día y se agregaron algunos elementos que no estaban en esa normativa que el Ministerio manejaba”.

EL PRESENTE Antes de explicar los nuevos criterios, el Adjunto a la Dirección Departamental de Salud comentó que “si nosotros nos manejáramos estrictamente con lo que esa normativa establece, de los 30 o 32 hogares que hay en el departamento, que albergan de 450 a 500 adultos mayores, tendrían que estar cerrándose casi un 80% de ellos”.

“Lo que hemos ido haciendo durante todos estos años es capacitar a los directores técnicos para desempeñar su función, ya que en el departamento no tenemos geriatra. También hemos capacitado a los funcionarios y los propietarios en lo que es el proceso asistencial y realizamos las inspecciones correspondientes donde en cada una de ellas fuimos marcando plazos  en común acuerdo con el propietario o el encargado; en algunos casos esos plazos eran más laxos, siempre centrándonos en el proceso asistencial como lo más importante, dejando algunos documentos en un segundo plano, dando prioridad a lo que es el proceso asistencial”.

CUMPLIR LA NORMATIVA Pero las autoridades del MSP comienzan ahora a hacer “hincapié en que debemos cumplir la normativa establecida y los hogares que vean que no pueden seguir funcionando, tienen que estudiar su viabilidad económica para poder seguir y los que no puedan seguir tendrán que junto a nosotros, empezar a caminar hacia el proceso de cierre”, dijo Bentancur.

Añadió que “en ese proceso se habla con los familiares de los adultos mayores, se establecen plazos, se planifica en conjunto con el propietario de ese establecimiento, el cierre”.

“Los propietarios deberán definir si siguen con el proceso de habilitación y terminan la habilitación de mi hogar o residencia o se dedican a otra cosa. El énfasis que nosotros hemos hecho en esa reunión que se hizo primero en San José y el martes en Libertad, es que ningún abuelo o residente va a quedar en la calle”, aclaró Bentancur.

Al consultársele sobre cuál ha sido la reacción de los propietarios de las residencias, Bentancur contó que “en principio la noticia genera impacto, pero lo que tiene que quedar claro es que el Ministerio va a acompañar como lo hizo hasta ahora a estos propietarios para que tomen la resolución que entiendan oportuna, pero también acompañarlos para el cierre responsable del emprendimiento”.

“En principio en San José hubo dos personas que dijeron que no querían seguir, pero sin embargo a los pocos días estaban llamando para repensar su hogar como les planteamos”. Aclaró Bentancur que estos cambios implican seguir trabajando con la normativa que ya existe, “más alguna pequeña cosa que se agrega”.

“Lo más importante de lo que se agrega–dijo Bentancur-, es que no pueden convivir adultos mayores con pacientes psiquiátricos. Hasta ahora, si había una constancia del médico psiquiatra tratante que decía que podían vivir con adultos mayores sin alterar la dinámica diaria de ese hogar o residencia, podían permanecían en el lugar pero desde ahora ya no”.

“La salvedad –prosiguió explicando el funcionario-, es cuando hay un caso en que en un mismo hogar está viviendo la mamá añosa y un hijo down; si fallece la mamá, el down menor de 65 años puede  seguir viviendo allí. No puede haber ingreso de una persona down menor de 65. Otra excepción es personas de 63 o 64 años solamente si son pacientes que han tenido un accidente vascular encefálico y quedan con alguna lesión neurológica, en ese caso pueden también vivir en hogares”.

PSIQUIÁTRICOS Respecto a qué pasará de ahora en más con esos pacientes psiquiátricos que vivían en hogares, Bentancur dijo que “San José tiene tres residencias, una en Ciudad del Plata, otra en San José y otra en Ituzaingó, que están transitando el proceso de habilitación de hogares exclusivos para psiquiátricos en los que sí puede haber menores de 65 años, que tienen una normativa parecida a los de adultos mayores, pero no tan estricta”.

Pero en el caso de Libertad, por ejemplo, los psiquiátricos que viven en esos hogares quedarían sin lugar de residencia o deberían ser trasladarse a otra localidad. Sin embargo, otra alternativa que maneja Bentancur es que la nueva normativa haga que “algunos de los propietarios de residencias adultos mayores que van a verse afectadas porque tienen que repensarse a partir de estos requisitos que estamos pidiendo ahora, pueden dedicarse a abrir una residencia para pacientes psiquiátricos, lo que reordenaría todo y cada uno se dedica a lo que tiene que dedicarse, uno a los adultos mayores y otra a los psiquiátricos”.

Comentó  por último que ninguno de los centros que cumplen este servicio “ha manifestado una negativa total a seguir trabajando”, por lo que no se produciría saturación en los hogares ya existentes por cierres, pero además, dijo, “apostemos a que surjan hogares para psiquiátricos y así quedaran lugares para adultos mayores si ocurre algún cierre.

(*) Nota publicada en la edición impresa del lunes 26 de noviembre de 2012.



















Notas más leidas de los últimos 7 días


















Periódico La Semana - ® 2001-2014 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy